Ayuntamiento de Almería Ayuntamiento de Fondón Ayuntamiento de Canjáyar Mojácar - Recuerdos inolvidables Ayuntamiento de Carboneras Ayuntamiento de Pulpí Ayuntamiento de Enix Ayuntamiento de Gádor

ESPECIALES

Noticias de Andalucía Noticias de Roquetas de Mar. Turismo Noticias Nacionales Noticias de Diputación Provincial de Almería Blog de la Diputación de Almería Reul Alto. Cortijos rurales

España se encamina, inexorablemente, al caos político

Mientras los miembros del gobierno socialista en funciones siguen convencidos de que los españoles somos capaces de tragarnos todo lo que tengan a bien decir en defensas de sus intereses políticos; beneficios que, por otra parte, los mantienen alejados de sus principales funciones de gobierno que, por extraño que pueda parecer, quedan supeditadas a lo que, para el PSOE del señor Pedro Sánchez, parece que se ha constituido en su objetivo primordial, excluyente, obsesivo y, evidentemente, ajeno a lo que debería ser la preocupación de cualquier gobernante de un país, de cuidar de que las leyes del Estado se respeten y se cumplan por todos los españoles; se mantenga el orden y la seguridad de la ciudadanía en todos rincones del ámbito territorial comprendido dentro de las fronteras de la nación, de modo que la vida cotidiana de los ciudadanos, sus derechos constitucionales, su seguridad, sus libertades, la igualdad con el resto de los conciudadanos, cualquiera que fuera el lugar de la nación en el que decidieran residir; tuvieran la garantía absoluta de la tutela del Estado, ejercida a través de su gobierno, sus autoridades nacionales, sus funcionarios y sus representantes, autonómicos o locales, de modo que ningún español se pudiera llegar sentirse extraño, incómodo, postergado o privado de sus derechos básicos, en cualquiera que fuere la parte de España en la que decidiera asentarse.

Por desgracia, ya hace bastante tiempo que los gobernantes, de uno y otro color político, parecen estar más preocupados por mantenerse en el poder y conseguir el apoyo para asentarse en la poltrona gubernamental, que en ocuparse de que la nación pueda mantener su actividad económica, que los ciudadanos no se sientan discriminados según la parte del país en la que les haya tocado vivir, que las calles sean lo suficientemente seguras para que la delincuencia no haga de ellas un lugar peligroso en el que pueda resultar poco menos que arriesgado, azaroso, inseguro y, en ocasiones, turbulento y peligroso transitar. De hecho, el señor Sánchez, que accedió al gobierno de la nación española por medio de una moción de censura que, a la vez, comportó la expulsión del señor Rajoy de la presidencia del gobierno; ha convertido los más de doce meses que está al mando del gobierno de España y que, con toda probabilidad, va a seguir ocupando la poltrona gubernamental en adelante, debido a su pasado triunfo en las urnas; en una constante campaña de propaganda sobre su persona. Se puede decir que, tanto él como su ejecutivo, han dedicado el ,90% de su estancia en la Moncloa trabajando para conseguir asegurarse la permanencia al frente del gobierno español en próximas legislaturas lo que, dada la despreocupación, que durante este año que lleva al frente del ejecutivo, por los problemas que verdaderamente afectan a los ciudadanos y su empeño en ocultar, quitarles importancia, cuando no defender los intentos del separatismo catalán y vasco durante unos meses en los que la demostración de fuerza, de desacato al Estado español y a sus leyes y a la propia Constitución, por parte de las autoridades e instituciones soberanistas ha sido, no sólo creciente, descarada, temeraria y obsesiva, sino que la situación a ala que han llevado a aquella autonomía, ha dado lugar a que, cada día que pasa, se está convirtiendo en más opresiva e insoportable para los millones de ciudadanos españoles que, sin compartir el soberanismo que se masca en una parte muy importante de los ciudadanos que propugnan la división de Cataluña de España, se ven precisados, como si vivieran en un país extranjero, a aquietarse ante la presión que, desde todas las instituciones y autoridades catalanas, se vienen ejerciendo para chantajear, forzar, obligar y coaccionar a quienes pretenden que se les respeten sus derechos como españoles, para que acaben cediendo y opten por abandonar Cataluña, como ha sucedido con los numerosos médicos que se han trasladado a otros lugares del reino al verse coaccionados para que se pongan a estudiar catalán si quieren continuar ejerciendo en esta autonomía o bien, han tenido que encerrarse en una especie de guetos mentales, en los que esconder todos aquellos sentimientos y lealtades que, si los manifestase públicamente, le reportarían tener que vivir en un aislamiento insoportable.

Pero, en realidad, ¿qué es lo que está sucediendo en Cataluña, mientras el Gobierno simula que no se entera y sigue permitiendo que las instituciones que gobiernan Cataluña, desde la Generalitat del señor Torra, al Parlament del señor Torrent o sociedades “cívicas”, patrocinadas por el Ayuntamiento y la Generalitat, como la ANC o el Omnium Cultural, sigan actuando impunemente apoyadas, desde laTV3 o Cataluña Radio, que, como es evidente, fueron los medios que colaboraron de una forma más directa en los sucesos del 1.O; dando instrucciones y avisando a los rebeldes separatistas de los movimientos de la policía nacional y la Guardia Civil, para obstaculizar el trabajo de ambas fuerzas policíacas.

La lista de irregularidades es larga y deja al descubierto la forma con la que los dirigentes separatistas, que dirigen Cataluña, actúan con plena impunidad mientras que, desde el Gobierno de Madrid, se observa de lejos y se mantienen inactivos e impasibles, mientras piensen que puedan necesitar el apoyo de ERC y los otros partidos separatistas para la investidura del señor Sánchez. ¿Sabían ustedes que, el señor Quim Torra, ha establecido un sistema de espionaje sobre los alumnos de los colegios públicos catalanes en el que, al parecer, estar involucrados profesores, padres de familia, etc? Al parecer uno de estos estudios que tanto proliferan para seguir la evolución de la lengua catalana no sólo en las instituciones, dónde se viene imponiendo a rajatabla, sino, admírense ustedes, ¡en los patios de los colegios! Resulta que, desde la “Plataforma per la Llengua” (una ONG volcada en la inmersión lingüística) han llegado a la conclusión “¡grave conclusión!” de que, en los patios de los colegios, durante los recreos, los alumnos utilizan mayoritariamente el castellano (la lengua vehicular de una gran parte de los que viven en Cataluña) y que, sólo un 24% utilizan el catalán. Ante semejante “blasfemia” se han disparado todas las alarmas y la KGB de la Generalitat parece que ha decidido averiguar quiénes son los alumnos que incurren en semejante “sacrilegio”, suponemos que para tomar nota y ejercer las represalias sobre ellos y sus familias.

Pero no acaban aquí los esfuerzos de todos estos fanáticos defensores de la independencia de Cataluña, porque ahora sabemos que los jueces y magistrados se han quejado de que, en los ordenadores facilitados por la Generalitat para que puedan llevar a cabo su labor jurisdiccional, aparece una ventana en la que se les indica que deben apretar una determinada tecla para que la Generalitat pueda vigilar lo que cada juez o magistrado escribe respecto a los asuntos de su competencia, violando con ello el supuesto secreto profesional que debe presidir, como garantía del derecho a la privacidad de todas aquellas personas, cuyos datos y circunstancias personales, puedan aparecer especificados en los referidos expedientes que obren en los archivos de cada juzgado o tribunal.

“Ninguna conquista ha sido regalada, si actuamos unidos, saldremos adelante, pero hay que hacerlo desde la determinación. Nuestro único enemigo es el miedo, salgamos a la calle y expliquemos que lo volveremos a hacer”. Esta consigna, inventada por el recluso, en prisión provisional por presuntos delitos cometidos contra el Estado español, señor Jordi Cuixart, es lo que, dos actores catalanes, identificados con los independentistas que están esperando la sentencia del TS sobre lo que haya quedado demostrado, en el juicio que se llevó a cabo para determinar el grado de responsabilidad de todos ellos en los sucesos que tuvieron lugar en Cataluña el 1.O del 2017; se dedican a ir leyendo en voz alta, en los vagones del metro de Barcelona, para que los viajeros que lo tienen que usar necesariamente vean perturbada su tranquilidad anímica viéndose obligados a escuchar semejantes sandeces, sin que, al parecer, nadie, ninguna autoridad pueda salir al paso contra quienes se dedican a hacer semejante propaganda en contra de la unidad del Estado español.

Es sabido que, el señor Torra y toda su camarilla de independentistas, seguramente en íntimo contacto con su jefe de filas, actual mente en horas bajas dados sus recientes fracaso en Europa, ante el TE y el TEDH, que le han obsequiado con “dolorosos” rechazos a que le fueran reconocidos unos derechos que no le han sido otorgados, con el añadido de que, al parecer, los encargados de pagarle sus gastos en el exilio empiezan a tener dificultades para poder sostener tanta parafernalia, en la que quedan incluidos su guardia de corps; el alquiler del palacete de Waterloo; su camarilla de asesores; sus viajes por Europa; sus abogados y sus gastos personales que, como es evidente, no creemos que sean inferiores a los 40.000 euros mensuales; una cifra que, evidentemente, no es de despreciar cuando ha de salir de los presupuestos de la Generalitat, del bolsillo de donantes o del apoyo de las empresas y burgueses que decidieron apoyarle pensando, seguramente, que el tema de su exilio tendría pronta solución y ahora, 20 meses después, se están dando cuenta de que, el ilustre exiliado, cada vez se encuentra más aislado, más solo, menos optimista, debido a sus fracasos judiciales, y cuestionado por los mismo que, en otros tiempos lo estuvieron defendiendo. Y, todo ello, sin tener posibilidades de volver a su casa ante la amenaza de que, si se atreviera a hacerlo, se encontraría con la Guardia Civil esperándolo para que fuera juzgado, lo mismo que lo han sido el resto de soberanistas que participaron en el referendo ilegal de octubre de 1917 pensando que, la justicia, a diferencia de la tolerancia del Gobierno, iba a permitir que se saliera de rositas después de haberse escabullido de España.

O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, seguimos manteniendo que los que han conseguido hacerse con el gobierno de la nación española, pese a que el señor Pedro Sánchez ahora pretende aparecer como una persona moderada, alejada de los extremismo de izquierdas y derechas, dispuesto a favorecer la economía del país y, aparentemente, habiéndose olvidado de la multitud de decretazos con los que arrancó los votos que le permitieron ganar las elecciones; va a conseguir poder cumplir sus ofertas y, a la vez, conseguir mantener una economía boyante. Ahora, cuando ya está a las puertas de renovar el mandato, va a verse obligado a ir cumpliendo, uno a uno, cada uno de ellos pese a que, algunos, pueden significar poner el endeudamiento de nuestra nación a niveles que, desde Europa, se van a considerar como insoportables. Bastará esperar, tener paciencia y dejarle sedal para que, con el tiempo y el apoyo de sus ministros, expertos en mentir y engañar a la audiencia pero, como lo vienen demostrando, carentes de la preparación y la solera para asumir el difícil cometido de dirigir a una nación y sus ciudadanos por los intrincados caminos de las reglas económicas que, por mucho que se intente ignorarlas, acaban pendiendo sobre la cabeza de quienes las ignoran, como la famosa espada que pendía afilada y amenazante, sólo sujeta por una sola crin de un caballo, sobre la cabeza del ambicioso y aterrado Damocles. Tanto tienes, tanto vales.

-Miguel Massanet-

Escrito por en 19 Jul 2019. Archivado bajo Entrelíneas.
Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios estan cerrados

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Propiedad de KL Prensa y Comunicación    Aviso Legal