Las noticias de tan! en su email

Introduzca su correo electrónico:

Casado se compromete ante sus ‘barones’ a liderar una «mayoría centrada» y no un PP «desesestabilizador y bronco»

El líder del PP, Pablo Casado, se ha comprometido este lunes a liderar una «mayoría centrada» y no un Partido Popular «desestabilizador y bronco» que «pierda de vista sus obligaciones institucionales y de Estado». Tras marcarse como objetivo reagrupar el constitucionalismo para lograr un PP «ampliado» que sea «más popular y menos partido», ha marcado distancias con Vox asegurando que la «política no consiste en gritar muy fuerte» sino en llegar «muy lejos haciendo mucho».

Así lo ha asegurado en su intervención ante la Junta Directiva del PP, máximo órgano del partido entre Congresos, donde no ha tomado la palabra ningún presidente territorial del partido tras escuchar sus palabras. Previamente, varios ‘barones’ territoriales de la formación habían puesto el acento ante los periodistas en que el partido en la oposición debe actuar con moderación y sentido de Estado.

En su discurso, Casado ha señalado que «ser moderado es ajustar las palabras y los actos a la realidad de lo que ocurre» y ha señalado que el PP no va contribuir a una «espiral de división y enfrentamiento que, una vez más, la izquierda quiere desenterrar». Eso sí, ha dicho que se van a oponer a ello y a denunciarlo con «la intensidad» que en cada momento se necesita, sin «renunciar a nada» de lo que les corresponde como oposición para «defender eficazmente los intereses de los españoles».

PRETENDEN QUE NOS RINDAMOS Y «NO LO VAMOS A HACER»
«Cuando nos dicen que no crispemos lo que pretenden es que nos rindamos ante este Gobierno radical pero no lo vamos a hacer», ha proclamado Casado, que ha alertado del retrato de la «derecha crispadora» y del «dóberman» que pretende a su juicio usar la izquierda para encubrir su propia «deriva radical». Según ha subrayado, su partido no de va a «arredrar ante ese ruido».

«El Gobierno y sus antenas, pretenden encubrir su propia deriva radical diciendo que no es que él se haya movido a la extrema izquierda sino que nosotros nos movemos hacia la derecha», ha manifestado, para añadir que ese «sambenito» que les quiere poner la izquierda no se corresponde con el sentir de los españoles.

Así, ha recordado que en el CIS de enero de 1989 el porcentaje de quienes pensaban que el PP era un partido de extrema derecha era del 38%, en mazo de 2000 el 18% y en abril de 2018 el 41%. En esos últimos comicios, el PP pasó de 137 a 66 escaños, un batacazo electoral que cargos del PP atribuyeron al giro a la derecha por competir con Vox.

TAMPOCO LIDERAR UN PP «INGENUO O INCAUTO»
En este punto, ha descrito ante los suyos como será su labor de oposición. «No voy a liderar un PP desestabilizador, ni bronco ni que pierda de vista sus obligaciones institucionales y de Estado ni que haga escraches a nadie ni llame asesino a nadie como hicieron con nosotros, pero no voy a liderar un PP ingenuo e incauto porque las consecuencias de eso lo pagarán los españoles», ha avisado.

Casado ha dicho que defenderá un PP «firme y en su sitio» y «centrado en las cuestiones esenciales para España, propositivo y realista» porque «están pasando cosas muy graves y tienen que actuar».

Asimismo, y delante de sus ‘barones’, ha rechazado de plano que haya un Partido Popular «duro» y otro «blando» sino un «único Partido Popular». «Se pretende crear la idea de que el problema del PP se expresa en una tensión entre radicalidad y moderación, entre halcones y palomas, pero no estoy de acuerdo», ha proclamado Casado, parar recalcar que ése es un «debate falso».

El presidente de los ‘populares’ ha subrayado que el PP es un partido nacional unido y no «una federación asimétrica» como sus adversarios. «Ahora que irrumpe de nuevo un empobrecedor
cantonalismo, quiero reivindicar que si no se salva lo de todos, nadie salvará lo suyo», ha advertido.

A renglón seguido, se ha puesto como objetivo liderar la «reagrupación» de los constitucionalistas para que no siga gobernando la izquierda. A su entender, el PP debe ofrecer un «partido abierto de par en par» y ser «punto de encuentro» de la mayoría de españoles.

DAR TAMBIEN «COBIJO» A LOS SOCIALDEMÓCRATA
En esta línea, ha explicado que no quieren estar ni en la «habitación del pánico» ni en la «trinchera» y ha reiterado que su objetivo es «liderar la mayoría centrada» con «un calendario de ambiciones nacionales» y un PP «ampliado» que sea «más popular y menos partido».

Se trata, ha proseguido, de salir a la «conquista de una nueva mayoría social» y convertir al partido en «la gran plaza mayor de la España constitucional», de forma que también dé «cobijo» a los socialdemócratas que comparten la defensa de la libertad y la igualdad.

Además, y en alusión velada también a Vox ha indicado que el PP no tiene «vocación de minoría indomable sino de mayoría imbatible» y ha erigido a su partido como «la fuerza tranquila de la España moderada». «Pensemos en grande y miremos lejos porque más pronto que tarde nos encargarán recuperar el progreso y el futuro de España», ha aseverado.

Tras anunciar que el PP podrá en marcha la agenda para una nueva mayoría, ha lanzado a los suyos un mensaje de optimismo asegurando que se debe dejar que «los realistas» vayan preparando ya «la alternativa» al Ejecutivo «ultra» de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Sobre este último, ha denunciado que su partido se manifestara este domingo pidiendo el acercamiento de los presos de ETA.

Escrito por en 13 Ene 2020. Archivado bajo Otras Noticias del Día.
Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios estan cerrados

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Propiedad de KL Prensa y Comunicación    Aviso Legal