Ayuntamiento de Almería Ayuntamiento de Canjáyar La Voz de Almería Mojácar - Recuerdos inolvidables Apuestas Deportivas Online Betway Ayuntamiento de Pulpí Ayuntamiento de Enix Ayuntamiento de Gádor

ESPECIALES

Noticias de Andalucía Noticias de Roquetas de Mar. Turismo Noticias Nacionales Noticias de Diputación Provincial de Almería Blog de la Diputación de Almería Reul Alto. Cortijos rurales

Sánchez quiere aprobar los Presupuestos antes de fin de verano y subirá impuestos a «los que más tienen»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha manifestado su intención de que tener aprobados los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2020 «antes de que finalice verano», para lo que intentará recabar el apoyo de todas las formaciones, y ha asegurado que se impulsará la «justicia fiscal» para que «aquellos que más tienen contribuyan más» a las arcas públicas.

Así lo ha señalado en una entrevista en TVE, en la que ha subrayado que uno de los «compromisos» del Ejecutivo es tratar de aprobar las nuevas cuentas públicas antes de final de verano, al ser «necesario», ya que en los últimos cinco años se han prorrogado en cuatro ocasiones, con dos años de Gobierno en funciones.

Sánchez ha pedido a la oposición «remar en la misma dirección», y ha defendido que aunque tiene derecho a «criticar» la gestión del Gobierno, «no puede bloquear el funcionamiento del Estado democrático».

Por ello, ha marcado la importancia de alcanzar «grandes acuerdos» en aspectos como la renovación del Pacto de Toledo, la modificación de aspectos que generan precariedad en el mercado de trabajo y una senda de estabilidad presupuestaria que beneficie a las comunidades autónomas.

En este sentido, ha recordado que antes de las elecciones del 28 de abril el Gobierno socialista propuso una senda «francamente beneficiosa» pero PP y Cs se opusieron «en contra de los intereses de sus propios gobiernos autonómicos».

«Una cosa es oposición y otra que salgan perjudicados gobiernos por el sectarismo y dogmatismo de los líderes nacionales», ha criticado Sánchez, quien ha pedido «política útil».

Previsiblemente el Gobierno negociará a finales de marzo, una vez disponga de los datos de cierre de déficit de 2019, la nueva senda con Bruselas, para posteriormente llevarla junto al techo de gasto al Parlamento y a continuación presentar el proyecto de Presupuestos e iniciar su tramitación.

El líder del Ejecutivo ha recalcado que desde el Gobierno abogan por «justicia social y fiscal», lo que «implica que aquellos que más tienen más contribuyan a las arcas públicas».

A lo que no ha hecho referencia el presidente del Gobierno ha sido al nivel de ajuste para cuadrar las cuentas de déficit y a la rebaja por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) de sus previsiones de crecimiento para la economía española en 2020, con décimas menos, hasta el 1,6%, igual ritmo de expansión que la institución proyecta para 2021, una décima por debajo de su estimación del pasado mes de octubre.

APOYOS Y EJES
En cuanto a los apoyos a los PGE, Sánchez se ha limitado a decir que el Gobierno pedirá el respaldo de «todas las fuerzas parlamentarias» para tratar de formular un Presupuesto basado en cinco ejes: consolidación del crecimiento económico, transición ecológica, derechos sociales, cohesión territorial y reto demográfico e igualdad entre hombres y mujeres.

En concreto, ha explicado que con las nuevas cuentas públicas la meta es consolidar el crecimiento a base de competir en calidad y «no con costes que recae en la precariedad», sino invirtiendo más en ciencia, innovación, investigación, tecnología y digitalización.

Sobre transición ecológica ha apuntado que los órganos científicos alertan de que el 70% del territorio está en riesgo de desertificación; sobre cohesión social ha recordado que 2,2 millones de niños sufren pobreza en España y sobre cohesión territorial y reto demográfico ha defendido que España no puede dar la espalda a Soria, Teruel y «muchos lugares» en los que se cierran «centros y oportunidades».

Sánchez quiere ver a Torra en Barcelona la primera semana de febrero y retrasa la formación de la mesa de diálogo.

l jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, propondrá al president de la Generalitat, Quim Torra, mantener una reunión en Barcelona en la primera semana de febrero, ha anunciado este lunes el presidente del Gobierno en una entrevista con TVE.

Torra exige esta entrevista bilateral antes de que eche a andar la mesa de diálogo entre los dos gobiernos pactada entre el PSOE y ERC en su acuerdo de investidura. Ese pacto establecía que la mesa de diálogo que debe buscar una solución al «conflicto político» en Cataluña se debería constituir en los 15 días siguientes a la formación del Gobierno español, un plazo que no se cumplirá si la entrevista con Torra es en febrero.

Sánchez ha minimizado el retraso y lo ha achacado a que la mesa de diálogo es con el Govern catalán, formado por Junts per Catalunya –que no fue parte del acuerdo de investidura– y ERC.

Sánchez ha defendido que esta mesa de diálogo, a la que ha vuelto a llamar como en el debate de investidura «comisión bilateral», trabaje en paralelo a la mesa de partidos en el Parlament. Pero a pesar de las «hondas diferencias de partida», entre la autodeterminación que reivindican los independentistas y el autogobierno por el que aboga el Gobierno, confía en poder avanzar hacia una solución. «Nosotros vamos con la mejor de las voluntades», ha afirmado.

Tal y como establece el acuerdo con ERC, de alcanzarse un consenso en esa mesa de diálogo, las medidas acordadas se someterían a la validación de la ciudadanía catalana en una consulta. Sánchez ha desechado la posibilidad de que la consulta preguntara de alguna manera a los catalanes sobre la autodeterminación porque lo que llegaría a la consulta sería un acuerdo, no lo que provoca «división».

Al independentismo en su conjunto le ha pedido un ejercicio de «autocrítica» porque hasta quien fuera el mayor de los Mossos en el referéndum del 1 de octubre, Josep Lluis Trapero, ha sostenido en su declaración este lunes en su juicio por rebelión que el procés fue una «irresponsabilidad».

Sánchez se ha referido también al nacionalismo escocés, cuya líder, Nicola Sturgeon, recientemente ha confirmado que nunca recurrirían a la vía unilateral para separarse de Reino Unido.

VISITAS A TODAS LAS CCAA
El jefe del Ejecutivo ha manifestado su compromiso de que ésta sea la legislatura del «diálogo territorial» y ha adelantado que se desplazará a todas las Comunidades Autónomas para entrevistarse con todos los presidentes autonómicos, no sólo con Torra, y hablar con ellos de «los problemas de la ciudadanía».

Si durante la campaña electoral Sánchez recurría a menudo a las discrepancias con Unidas Podemos sobre Cataluña para justificar su rechazo a gobernar en coalición con ellos, el jefe del Ejecutivo ha explicado su cambio de criterio por los resultados del 10 de noviembre, donde los españoles votaron, según su interpretación, por una «coalición progresista».

Pedro Sánchez abre la puerta a reformar el delito de sedición en el Código Penal.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha abierto la puerta este lunes, 20 de enero, a revisar el delito de sedición en el Código Penal por entender que no es homologable a los delitos que se contemplan en otros países europeos.

Precisamente el delito de sedición es por el que han sido condenados los dirigentes independentistas en el Tribunal Supremo. Ya en 2018 ERC presentó una proposición de Ley en el Congreso de los Diputados para suprimir el delito de rebelión y el de sedición del Código Penal para quienes declararan la independencia de una parte del país o para quienes convocasen o promovieran referendos careciendo de competencia para ello.

«Hay que ir paso a paso a paso», ha respondido Sánchez al ser preguntado si tenía intención de promover una revisión del delito de sedición. En su opinión, esta crisis con Cataluña ha demostrado que el Código Penal español no se corresponde con la época que ha tocado vivir a España y que no tiene delitos homologables a lo que ocurre en otros países europeos. Por ello, considera que este debate se tendrá que abrir en el Congreso de los Diputados.

Al ser preguntado si mantiene su promesa de tipificar como delito la convocatoria de un referéndum ilegal, Pedro Sánchez no ha precisado y se ha limitado a decir que le gustaría que los independentistas catalanes abandonaran la vía unilateral. Dejando claro que será uno de los elementos de diálogo de la comisión bilateral.

De hecho, ha recordado que los escoceses, en los que muchas veces se miran los independentistas catalanes, han dicho que quieren un referéndum pero que jamás lo harán por vías ajenas a la Constitución. Por ello, ha insistido en que el independentismo catalán debe ser consciente de que cometieron errores y fracturaron a la sociedad catalana.

«SI NO CUMPLIERA LA LEY ESTARÍA PREVARICANDO»
En cuanto a si desjudicializar el tema catalán significa impunidad para los condenados por el procés, Pedro Sánchez ha exclamado que «si no hiciera cumplir la ley estaría prevaricando».

Pero ha insistido en que hay que devolver a la política una crisis y un conflicto que es político y que los políticos no pueden esconderse detrás del Tribunal Supremo para dar una respuesta política que lógicamente deben dar los políticos y no el TS.

De hecho, afirma que ha habido quejas fundadas de magistrados del TS diciendo que ellos no son los responsables de dar una solución política a esta crisis política.

En este sentido, Sánchez cree que ha habido una dejación de funciones por parte de la política y se queja de encontrarse lo que llama una «crisis heredada» y que además, el PP no se corresponsabilice con ella.

ACUSA AL PP DE ESTAR EN LA BRONCA
El presidente del Gobierno también ha defendido el nombramiento de la exministra de Justicia como nueva Fiscal General del Estado asegurando que no es la primera vez que existe este precedente y destacando el curriculum de Dolores Delgado.

Pero cree que el debate es «bastante artificial» por que en el Estatuto de la Fiscalía se reconoce y subraya la autonomía del Fiscal general y de los fiscales.

Acto seguido y tras defender su decisión, ha pasado a atacar al PP asegurando que cuando gobierna el PSOE siempre hay «bronca y crispación» porque la derecha no asume la derrota cuando pierde el poder.

En su opinión, el PP siempre está en la bronca porque tienen «mal temperamento» y ha reclamado al partido de Pablo Casado que sea un partido de Estado y entre en los consensos, como el educativo, el del sistema público de pensiones o la renovación de los órganos judiciales como el CGPJ y el TC.

Sánchez dice que solo derogará aspectos más lesivos de la reforma laboral y pide dar «prioridad» a pensiones.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este lunes que el nuevo Ejecutivo de coalición solo va a derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012, al haber un «consenso bastante amplio» entre los agentes sociales y estar fijado así en la hoja de ruta de la coalición progresista. También ha pedido que «todos los partidos» den prioridad a la revalorización de las pensiones y la viabilidad del sistema, y ha apelado al diálogo social para referirse al alza del Salario Mínimo.

Así lo ha confirmado Sánchez al ser preguntado sobre si el Ejecutivo acometerá una derogación completa o parcial de la reforma laboral del PP. «Los ciudadanos tienen la hoja de ruta de la coalición progresista y el acuerdo programático dice que vamos a derogar los aspectos más lesivos. Hay un consenso bastante amplio entre los agentes sociales», ha aseverado.

En este sentido, se ha preguntado si es «lógico» que las subcontrataciones conlleven en «muchas ocasiones» precariedad laboral o que un empresario tenga la capacidad unilateral de modificar un contrato a cualquier empleado «tal y como impuso el PP en la reforma laboral rompiendo el consenso entre los agentes sociales».

También ha cuestionado la decisión del Tribunal Constitucional al haber fijado que es «perfectamente legal» despedir a una persona por baja de enfermedad.

«Son cuestiones que no introducen mayor rigidez, sino mayor justicia, y podemos encontrarnos con una amplia mayoría de grupos parlamentarios en el Congreso», ha enfatizado.

SUBCONTRATACIÓN Y DESPIDO POR BAJA MÉDICA
Entre los aspectos a derogar previstos por el Gobierno, y a los que se ha referido Sánchez, se encuentra el artículo 52.D del Estatuto de los Trabajadores derivado de la reforma laboral del año 2012 que permite la posibilidad del despido objetivo de trabajadores por absentimo causado por bajas médicas, avalado por el Tribunal Constitucional el pasado mes de octubre.

PSOE y Unidas Podemos también se comprometieron a derogar las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo, haciéndolo llegar más allá de las previsiones contenidas en el mismo, tras la finalización de su vigencia y hasta la negociación de uno nuevo.

Igualmente, el Gobierno prevé derogar la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales y modificar el artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores sobre contratación y subcontratación laboral a efectos de limitar la subcontratación a servicios especializados ajenos a la actividad principal de la empresa, entre otros. Como ya anunció el propio Gobierno, posteriormente se elaborará un nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI, consensuado en el diálogo con agentes sociales.

PIDE DAR «PRIORIDAD» A LAS PENSIONES
El líder del Ejecutivo ha subrayado en la entrevista que en la hoja de ruta marcada por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el equipo económico del Consejo de Ministros se sitúa el objetivo de impulsar el consenso y el diálogo social respecto al mercado de trabajo y en el Acuerdo del Pacto de Toledo.

De esta forma, ha hecho hincapié en que «todos los políticos» deben marcarse como prioridad garantizar la revalorización de las pensiones y el sostenimiento del sistema.

SMI: DIÁLOGO SOCIAL
Por último, sobre la pregunta «clave» del nivel de la nueva subida del Salario Mínimo en 2020, Sánchez ha recordado que ya se incrementó «como nunca» el año pasado, hasta 900 euros (+22,3%), si bien ha matizado que hay que dar «espacio y oportunidad al diálogo social».

En todo caso, ha apuntado que PSOE y Unidas Podemos quieren que el SMI finalice la legislatura en un nivel que lo sitúe en el 60% del salario medio, tal y como recomienda la Carta Social Europea.

«Ese es el objetivo, el horizonte, pero lo importante ahora es dejar a los agentes sociales (empresarios y sindicatos) que sean los que fijen la pauta de ritmo en función de la productividad, el crecimiento y en función del mercado de trabajo», ha añadido.

 

Escrito por en 20 Ene 2020. Archivado bajo Las entrevistas de la semana.
Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes ir al final y dejar una respuesta. Pinging no esta permitido

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Iniciar sesión - Registrarse

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Propiedad de KL Prensa y Comunicación    Aviso Legal