Ayuntamiento de Almería Ayuntamiento de Fondón Ayuntamiento de Canjáyar Mojácar - Recuerdos inolvidables Ayuntamiento de Carboneras Ayuntamiento de Pulpí Ayuntamiento de Enix Ayuntamiento de Gádor

ESPECIALES

Noticias de Andalucía Noticias de Roquetas de Mar. Turismo Noticias Nacionales Noticias de Diputación Provincial de Almería Blog de la Diputación de Almería Reul Alto. Cortijos rurales

Ningún avión Boeing 737 volando

Esto es lo que debe ser, ya que ningún país del mundo debe permitir el vuelo de este tipo de aviones. No es suficiente con que esté prohibido que estas aeronaves surquen los espacios aéreos de 43 Estados. En nuestro planeta existen unos 200 países y los viajeros tienen que estar protegidos. No es lógico que al embarcarse en un vuelo cada pasajero tenga que investigar para saber el modelo de avión en el que se va a  trasladar.

Por tanto, como las compañías aéreas operan en todas las naciones tendría que quedar claro que los Boeing 737 MAX 8 no pueden volar en ninguna zona del mundo, así de claro y rotundo. Si esto no se logra siempre habrá recelos e inseguridades en las personas que suben a los aviones.

Mientras no se esclarezcan las causas de los dos últimos accidentes de este modelo de avión no pueden seguir transportando pasajeros en ningún país del planeta.

Las informaciones no son tranquilizadoras. Es lamentable, en mi opinión, que no haya habido, según dicen, suficientes horas de formación para que los pilotos de la aviación comercial dominen el despegue de una manera exhaustiva en este modelo de avión.

Los pilotos deben conocer de una forma minuciosa que capacidad de reacción  pueden poner en práctica si afrontan una situación de mucho riesgo en la operación de despegue. Y los problemas en  los  Boeing 737 parece que proceden de la zona de la cola de la aeronave y de unas condiciones técnicas más complejas para hacerlos volar.

En los demás tipos o modelos de aviones parece que existen sistemas más seguros y redundantes a la hora de iniciar los vuelos. Es lo que se deduce de la información que se ha difundido en los medios de comunicación estos días.

Lo que no me explico es cómo ha superado este modelo de avión los controles técnicos y de seguridad  antes de ser ofrecido  a las compañías aéreas que operan en todo el mundo. Me parece que en la aviación comercial lo fundamental es no cambiar lo que ya funciona bien en los aviones. Especialmente todo lo relacionado con el despegue y el aterrizaje que son los momentos más peligrosos o de más riesgo.

Todo lo referido a la potencia de los motores y a los alerones y elementos similares debe ser minuciosamente controlado con comprobaciones y numerosas pruebas y ensayos. Soy consciente de que esto ya se hace.

En cualquier caso, parece que en este nuevo modelo de Boeing las revisiones no han sido especialmente profundas en algunos aspectos clave.

Lo que no se comprende es que la propia Boeing todavía no ha descartado paralizar la flota de este modelo. Aunque esta empresa norteamericana ya ha vendido más de 5.000 aviones Boeing 737 MAX esto no significa que los viajeros tengan que aceptar los riesgos de volar en este tipo de aparatos.

Aunque en Europa, Estados Unidos y otros países no puedan volar en su espacio aéreo podría haber algunos Estados en los que siguieran volando. Las mejoras urgentes que va a realizar Boeing en este modelo de avión están por ver. Mientras tanto lo prioritario es la seguridad y tranquilidad de todos los pasajeros en todo el planeta.

Se sabe que más de treinta millones de vuelos surcan los cielos cada año. Ciertamente, volar, en general, es muy seguro, pero eso no supone que la gente tenga que afrontar riesgos innecesarios. Si Boeing tiene que afrontar pérdidas de miles de millones de dólares, causadas por la sustitución de este modelo de aviones o por su mejora, es su problema y no es el de los viajeros que tienen derecho a una adecuada seguridad que nunca puede ser absoluta.

Si bien esto no presupone que los Gobiernos de los Estados permitan que este modelo de avión siga surcando los aires. Cuando se esclarezcan las causas exactas de los dos últimos accidentes que han producido la muerte de cientos de personas se podrán tomar medidas precisas. De todos modos, ya existen datos que aportan una información valiosa y que indica las posibles causas de los accidentes, ya que ambos fueron parecidos.

La investigación de este último accidente en África puede tardar varios meses. Como hay compañías aéreas que operan en muchos países lo mejor sería que la ONU o algún organismo internacional prohibieran el vuelo de los Boeing 737 MAX.

-José Manuel López García-

Escrito por en 15 Mar 2019. Archivado bajo Opinión.
Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios estan cerrados

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Propiedad de KL Prensa y Comunicación    Aviso Legal