Ayuntamiento de Almería Ayuntamiento de Fondón Ayuntamiento de Canjáyar Mojácar - Recuerdos inolvidables Ayuntamiento de Carboneras Ayuntamiento de Pulpí Ayuntamiento de Enix Ayuntamiento de Gádor

ESPECIALES

Noticias de Andalucía Noticias de Roquetas de Mar. Turismo Noticias Nacionales Noticias de Diputación Provincial de Almería Blog de la Diputación de Almería Reul Alto. Cortijos rurales

Durísimo primer ‘final match’ que se escapa a Unicaja

(3-2) Los ahorradores van de más a menos en el tercer partido ante un ‘disparado’ Ushuaïa Ibiza Vóley, haciendo un espectacular primer set y rehaciéndose de su bache para tener hasta dos bolas de eliminatoria

Más de dos horas y media después de iniciado, quedó determinado que habrá lo que se puede decir un ‘mañana’ para Ibiza, aunque evidentemente también para el que sigue por delante en la eliminatoria. Unicaja Almería, que sufrió su temible apagón tras haber dejado un buenísimo nivel para ponerse con 1-0, fue capaz de rehacerse y de llegar al tie-break, en el que tuvo dos balones de final y en el que levantó una gran cantidad de pelotas de partido. A la extensión de su set ‘normal’, el desempate fue para los de la isla pitiusa, habiéndose dejado sobre la cancha ambos rivales absolutamente todo. No pudo ser a la primera, y se buscará a la segunda frente al equipo sobre el que se había puesto sobre aviso. La inyección anímica del cuadro balear le dio ventaja, pero el gen de campeón ahorrador salió a relucir en uno de esos partidos que, realmente, ‘hacen afición’.

El máximo anotador y jugador más decisivo, dando vida a los suyos, fue Tapia, que se fue a la friolera de 32 puntos, seguido de Juanmi González con 22 y siendo el más destacado de los blanquiverdes Borja Ruiz, con 20. El cartagenero fue el mejor bloqueador, compartido con su compañero Matheus, ambos con 5 puntos en el total de 18 que firmó Unicaja, pero la mitad concentrados en el cuarto set para forzar el tie-break. También recibió mejor el equipo de Berenguel, que sin embargo se quedó por atrás en saques, dados los 12 puntos directos para los de Molducci en su ‘sacar provecho’ a su mejor arma, cuatro de Sugrañes y tres de Tapia. Los centrales dieron el sostén al conjunto verde, y el opuesto dominicano lanzó al amarillo.

El primer punto del partido fue para Ibiza, pero Unicaja demostró lo que iba a hacer en los siguientes minutos. El saque de Fran Ruiz inició el encuentro, se produjo un rally en el que los verdes bloquearon tres veces, la última fallida para el 1-0, pero el mensaje del muro se unió al de la defensa. Sí, parecía que la serie iba 2-0 en contra y no 0-2 a favor, justo la orden dada por Manolo Berenguel durante la semana. Hubo igualdad inicial, con todo por el centro en ataque ahorrador hasta el punto 9, primero por punta y obra de Fran Iribarne. Tapia, el gran peligro, erró las tres ocasiones que entró al servicio en toda la manga. El 4-6 fue un penalti de Viciana en un gran saque de Borja Ruiz, que después firmó un saque directo. Al tiempo técnico se llegó con 10-12, desde el que se fugó el cuadro almeriense con firmeza en el juego.

La actitud fue clave, con una enorme defensa de Fayola, imposible, sobre una finta de César Martín para el 10-13, seguida de un ace de Fran Iribarne para comenzar a manejar el set con comodidad y solvencia. Solo dos momentos puntuales pusieron en algún aprieto a Unicaja, un resbalón inoportuno de Fran Ruiz y una falta en la rotación que ajustó mucho el marcador en su recta final. Hasta ese momento hubo otro saque directo, esta vez con Viciana como protagonista, y Juanmi González, en el papel de líder de los suyos, mantuvo la intriga pese a que hubo un 16-22 con el que se auguraba un final mucho más rápido. Sin embargo, tuvo que ser otra vez la garra y la defensa la que, con 22-24, cerró el set, primero con Borja, luego Fayola y ganando el rally Matheus con un certero ataque (22-25).

Se había sufrido más de lo que se había trabajado, buena muestra del peligro sabido de un Ibiza que entró mejor en el segundo set, con más intensidad. De hecho, y con dos balones de tres dudosos dados a los pitiusos, la renta se fue al 4-1 sin nervios para los de Berenguel. Se siguió jugando y se caminó poco a poco hasta la igualada, que firmó Borja Ruiz con su segundo saque directo (7-7). Los de Molducci dieron un mejor tono en defensa y saque, con calidad en los dos lados de la red, y desde ese empate se fueron sucediendo varios más conforme avanzaba el set. Fran Ruiz ganó a Tapia en un uno contra uno, pero el dominicano fue el referente de los suyos. Un ace de Salerno subió el 19-17, con tiempo de Unicaja, aunque el decisivo realmente fue el opuesto, atacando el 21-19 y entrando al saque para matar el set (25-20).

La dinámica inicial se trasladó al final, pero con Tapia como nombre propio, y hubo que empezar de nuevo. Esta vez fue distinto, eso sí, porque el estado anímico de los locales les llevó a un 6-0 con saque de Sugrañes. Estaba oficialmente fuera del partido el cuadro ahorrador cuando Berenguel tuvo que pedir su primer tiempo. Fue Matheus el que cortó la sangría con un latigazo por el centro, seguido por un bloqueo de uno contra uno de Iribarne ante Tapia. Los dos puntos fueron ‘anulados’ por otros dos de Ibiza. El bloqueo fue letal y no había manera de superarlo (10-3), jugando dedos Iribarne para buscar vida. Al tiempo técnico se llegó dibujando un reto enorme con el 12-5 en contra, pero sobre todo sin encontrarse ante el ‘arrebato’ anímico de los baleares, ese que se había sabido controlar hasta el 17-17 del anterior set.

Lo primero a la vuelta fue un ataque de Fran Ruiz y Viciana con un buen saque, sin que sin embargo fuese efectivo por la aparición por cuatro de Tapia. Se erró cuando se quiso apretar y cuando parecía más claro (16-8). El saque, las pocas veces que se tuvo, no apretó a la recepción local, con construcción muy fácil de César Martín. Lo que se puntuó apenas fue a través de errores de saque de los pitiusos (18-10), si bien Borges entró al saque para hacer un ace y ‘doblar’ a Unicaja (20-10). Se dio una exhibición ibicenca, con una espectacular defensa de Fran Fernández para que el set se marchase con un 22-11, seguido con un ace para el 23-11. El tanteo era a las claras ‘impropio’ para el equipo verde, que rememoró en parte lo vivido semanas antes en la fase regular (25-14).

La eliminatoria corría riesgo de apretarse y hacía falta una reacción tras el apagado general. Borja Ruiz atacó dos veces para el 0-1 y se fue al saque. Matheus bloqueó el 0-2 y e 0-3, tras defensa que animó a todos. Sugrañes, sin embargo, entró en el servicio para darle la vuelta a la situación (4-3). Unicaja reaccionó y se puso con 4-6 con bloqueo de Matheus sobre Juanmi, sin andar fino en el saque todavía. Pese a ello, el bloqueo funcionó, con dos puntos consecutivos de Iribarne y el muro verde subiendo el 6-11. Pidió tiempo Molducci y su equipo revivió, pero al tiempo técnico se llegó con 8-12 y mucho poderío por el centro. Así siguió siendo, con escasez de balones a las puntas, asegurando con centrales, siendo el primer remate favorable de Fayola el 10-14. Estaba claro que Ibiza no iba a vender barata la manga.

El central venezolano se animó y siguió sumando, pero dos errores siguientes les dieron aire a los locales, metiendo encima a Tapia en el saque, que a la primera hizo un ace para el 14-15 y tiempo de Manolo Berenguel. No se cortó el error y se empató el partido, afortunadamente ‘borrándose’ el dominicano con fallo. Otro balón dudoso fue para Ibiza, decisivo (16-16 cuando podría haber sido 15-17), sacando de si a un Iribarne que se rompió la camiseta, jugando el resto con la de Álex. La rabia despertó del todo a los almerienses, que en cuatro ocasiones se fueron con 2 de renta (16-18, 17-19, 18-20 y 19-21), la última con finta de Viciana. El K1 de ambos marchaba sin romperse hasta que un error de Tapia subió el 19-22 con tiempo de Piero Molducci. Borja en el saque aseguró a la primera (19-23) y arriesgó después.

Con 21-23 paró el partido Manolo Berenguel, Matheus recibió y atacó para poner 3 bolas de set y tie break. Tapia, como siempre, salió al rescate con un ataque que lo metió en el saque, nivelando Ibiza a 24. Falló el siguiente (24-25), como Juanmi el siguiente tras salvar a su equipo (25-26), entrando Monfort al saque. Por tercera vez erró su saque el cuadro pitiuso, De Oliveira (26-27), e Iribarne cazó la finta de César Martín para el 26-28. El desempate de fase regular fue para los locales y el de play off para los visitantes, pero como locales, pero una final más estaba a 15 puntos de distancia. El desempate se inició con 2-0 por otra defensa sobre ataque de Fayola, que después sí acertó a puntuar, pero Matheus erró el saque (3-1). Salerno sí que aprovechó su oportunidad y provocó un penalti para el 4-1 con tiempo de Berenguel.

Los puntos dudosos siguieron siendo todos locales (5-2), este último haciendo daño a los verdes ante una notable desventaja (6-2). Fayola recortó y en la lucha siguiente sumó Ibiza. Con 7-3 bloqueó Viciana, pero los colegiados dieron doble roja, con lo que de perjuicio supuso para Unicaja, estableciéndose el 8-5 y poniendo a los de la isla más cerca del 15. Falló el colocador almeriense el saque y devolvió el fallo en su ataque Tapia (9-6). Matheus bloqueó el 10-7 en una situación muy difícil y entró por él al saque Monfort. Erró el ataque el cuadro pitiuso (10-8), Borja subió el 10-9 con free provocado por el valenciano. Tapia cerró un rally para el 11-9, malogrando el empate ahorrador. Borja siguió a lo suyo, confirmando que lo seguro era central, Tapia volvió a fallar (11-11) y Molducci pidió tiempo.

Una invasión de César dio el 11-12, cambiando el dominio en el set, lo que mantuvo Viciana con una finta magistral a una mano y de espaldas (12-13). Tapia sí hizo el empate y fue al saque para hacer un ace y punto de partido para Ibiza (14-13) con tiempo de Manolo Berenguel. Borja anuló la opción por el centro, como no, y se fue al servicio con un ace en la zona de ‘conflicto’ de los receptores. Por primera vez había una pelota de final para Unicaja, después de todo lo ‘remado’. No se leyó que siempre se jugaba a Tapia y el bloqueo fue fuera (15-15). Dos ataques por el centro de Matheus, el segundo con error, puso otra vez contra las cuerdas a los verdes, y fue él mismo el que bloqueó el 16-16 y atacó el 17-17.

Ningún saque arriesgaba, con Fran Ruiz cogiendo turno y haciendo otro ace para el segundo balón de final (16-17). Los dos equipos se dejaron el alma, Matheus siguió siendo protagonista para lo bueno y para lo malo, cambiando el ataque a la punta para Fayola (20-20). Unicaja levantó varias bolas de partido dándolo todo, al igual que su rival, pero no pudo con la del 24-23, malogrando la primera ocasión de dar el salto a su décimo tercera final consecutiva de la Superliga.

FICHA TÉCNICA

Ushuaïa Ibiza Vóley (3): César Martín (3), Salerno (9), De Oliveira (12), Tapia (32), Juanmi González (22) y Sugrañes (13), más Fran Fernández (líbero). También jugaron Gabi Del Carmen (-) y Arthur Borges (1).

Unicaja Almería (2): Viciana (8), Fran Ruiz (6), Borja Ruiz (20), Ronald Fayola (15), Iribarne (10) y Matheus (13), más Álex Fernández (líbero). También jugaron Castellano (1) y Monfort (-).

Parciales: 22-25 (29’), 25-20 (24’), 25-14 (20‘), 26-28 (37’) y 24-22 (31’).

Árbitros: David Fernández (Barcelona) y Joaquín Ventura (Barcelona). Rojas para ambos equipos en el tie-break.

Incidencias: Tercer partido de la semifinal de la Superliga Masculina de Voleibol, disputado en Es Viver ante unos 400 espectadores. Se paró el partido con 7-3 en el tie-break.

Escrito por en 13 Abr 2019. Archivado bajo Deportes, Voleibol.
Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Los comentarios y pings están cerrados por el momento.

Comentarios estan cerrados

Buscar en Archivo

Buscar por Fecha
Buscar por Categoría
Buscar con Google

Propiedad de KL Prensa y Comunicación    Aviso Legal